"Brindando servicios a los sanjuaninos desde 1957"

Historia

La historia de la Asociación Mutual del Personal de la Universidad Nacional de San Juan se remonta a mediados de los años cincuenta. Por entonces, un grupo de alumnos, egresados y docentes de la Escuela Nacional de Artes y Oficio, anexa a la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento, tomí la iniciativa de conformar una Caja de Ayuda al Compañero. La idea era aportar voluntariamente a un fondo común solidario que sirviera para cubrir necesidades eventuales de los aportantes. El primer presidente de esa organización fue Eladio Cortez, Maestro de Tecnología.

Los dirigentes sobrevivientes de aquella época recuerdan que la joven institución funcionaba como cooperativa, y que la primera acción concreta fue poner en marcha una pequeña proveeduría que operaba en el mismo edificio de la Escuela Industrial. "Allí se vendía desde azúcar, dulces, harina y otras mercaderías de primera necesidad, hasta escaleras, bancos, herramientas y todo aquello que los propios alumnos de la escuela fabricaban en los talleres y que los egresados necesitaban para ejercer el oficio", recordí para este relato Eleuterio "Chino" Altamira, uno de los socios fundadores de la Caja. Los responsables de llevar adelante el emprendimiento buscaban conseguir fondos que ayudaran a consolidar el funcionamiento de la institución, ya que por entonces no existía el descuento de cuota societaria por planilla de sueldos y el número de aportantes era todavía muy escaso. La tarea no fue fácil, sin embargo la convicción y la perseverancia darían resultado.

A inicios de 1957 se sumaron al proyecto solidario los trabajadores de la Escuela de Comercio; y un poco más tarde el personal de la Facultad de Ingeniería, que por entonces dependía de la Universidad Nacional de Cuyo. Tiempo después, se fijaría el 11 de septiembre de 1957 como la fecha formal de nacimiento de la Asociación Mutual del Personal de la Universidad Nacional de San Juan.

La sede propia

Para fines de los años sesenta, la Mutual de los trabajadores universitarios ya tenía sede propia y se disponía a seguir incrementando su patrimonio, según recordí hace unos años el ya desaparecido Ing. Jorge Honorio ávila, presidente de la Mutual durante la década del 60´. “Solicitamos un préstamo a un banco cooperativo y compramos un terreno en la calle Mitre y Estados Unidos (hoy Barrio Mitre). Después vendimos ese terreno y pedimos otro préstamo mucho más grande; así fue como se comprí la finca de Pocito, donde hoy funciona el camping”, recordí el ex presidente.

Aquella operación dejí una anécdota digna de tener presente: para que la Mutual pudiera concretar la compra de la finca de Pocito, tanto el ing. Ávila como algunos de los dirigentes que lo acompañaban en el Consejo Directivo de la Mutual, pusieron en el banco, como garantía de pago, las escrituras de sus propias viviendas. Dos años después, las circunstancias políticas y econímicas del país premiarían ese notable gesto. Con la venta de las primeras cosechas de uvas y aceitunas que entregí la finca de Ruta 40 y Calle 8, la Mutual cancelí el préstamo bancario.

Con el paso de los años los parrales y olivos de la finca de Pocito dejaron su lugar a piletas, parrilleros, quinchos y espacios reservados para actividades deportivas. Y desde entonces, a paso lento pero sostenido, el predio no ha dejado de crecer en servicios.

Más de 57 años de historia

En 1973, al momento de constituirse la Universidad Nacional de San Juan, la Mutual logrí dar un paso trascendental para su vida: se consiguió la autorización para debitar automáticamente de las planillas de sueldos las cuotas societarias; esto significí la consolidación econímica y administrativa definitiva de la institución.

A lo largo de los años, la Mutual modificí en varias oportunidades sus estatutos. En un principio, el presidente de la institución era elegido en asamblea de socios, y luego éste elegía al resto de los miembros del Consejo Directivo que lo acompañaba en la conducción. En la actualidad, las autoridades se renuevan cada 3 años por voto secreto y directo de los asociados. Después de 57 años de historia, la Asociación Mutual del Personal de la Universidad Nacional de San Juan ha sabido sobreponerse a diversas situaciones críticas. Hoy es una entidad seria que presta servicios en el marco de la economía social.

Fechas importantes

  • En septiembre de 1957 se formaliza la creación de la entidad mutual “Caja de Ayuda al Compañero”. (Escuela Nacional de Artes y Oficio, anexa a la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento).
  • En 1965 la AMPUNSJ consigue personería jurídica y se implementa el carnet personal por socio.
  • En 1967 la Mutual alquila la finca pileta “El Bosque”, ofreciendo un nuevo servicio a sus asociados.
  • En 1969 se compra el terreno de ruta 40 y calle 8, en Pocito. Empieza la construcción del camping.
  • En 1972 la Mutual pasa a denominarse Asociación Mutual del Personal de la Universidad Nacional de Cuyo.
  • En octubre de 1973 cambia su nombre por el de Asociación Mutual del Personal de la Universidad Nacional de San Juan.

Los dirigente

Muchos dirigentes tuvieron la responsabilidad de conducir a lo largo de su vida los destinos de la AMPUNSJ. Sin embargo, muchos socios recuerdan, particularmente, a uno de ellos: Don Santiago Gerbeno. El Maestro Santiago Gerbeno se desempeñaba como Jefe de Talleres de la Escuela Nacional de Artes y Oficio, y fue otro de los socios fundadores de la Caja de Ayuda del Compañero. Fue además uno de los primeros presidentes que tuvo la Mutual, y un permanente e incansable colaborador de la institución. “Era un hombre admirable; todos lo respetaban mucho por su trabajo y honestidad”, recordí Eleuterio Altamira, compañero de aquella época. En reconocimiento a su aporte y labor en favor de la Mutual, el salín central de la confitería del camping de Pocito lleva su nombre.

El dirigente que más años estuvo conduciendo los destinos de la Asociación Mutual del Personal de la UNSJ fue el Ing. Jorge Honorio ávila. Ocupí la presidencia de la institución por más de 15 años. Quienes tuvieron trato con él lo recuerdan como un hombre inteligente, honrado y dueño de una sorprendente humildad. Para los veteranos mutualistas de San Juan, el Ing. ávila fue uno de los mejores dirigentes de su época, destacado por sus atributos como profesional y como persona.

El Ing. Jorge Honorio ávila falleció el 13 de noviembre de 2006; no obstante, por su accionar como dirigente y hombre de bien, dejí marcado un camino a seguir para todo aquel que quiera contribuir con el engrandecimiento de la Mutual.

 

twitter facebook

Domicilio: San Luis 139 (o), Capital – San Juan
Teléfonos: (264) 4213500 - 4216600
Contacto: presidencia@mutualunsj.org.ar